Concepto de bienestar animal

pdf PDF

 X. Manteca, M. Salas 

El concepto de “bienestar animal” incluye aspectos relacionados con la salud física, el estado emocional y el comportamiento de los animales. El bienestar de los animales que se mantienen en zoológicos y acuarios es importante sobre todo por razones éticas. Además, garantizar los mejores estándares posibles de bienestar animal es un requisito imprescindible para que los zoológicos modernos puedan cumplir su función educativa y de conservación.

El bienestar de los animales que se mantienen en zoológicos y acuarios es importante sobre todo por razones éticas. Además, garantizar los mejores estándares posibles de bienestar animal es un requisito imprescindible para que los zoológicos modernos puedan cumplir su función educativa y de conservación.

La importancia del bienestar animal para los zoológicos modernos ha sido reconocida por la World Association of Zoos and Aquariums, que cuenta con un Código de Ética y Bienestar Animal. Entre otras cosas, dicho código afirma que todas las acciones que se lleven a cabo en un animal deben tener como objetivo final la conservación de la especie, pero al mismo tiempo no deben comprometer su bienestar.

El bienestar de los animales incluye su salud y su estado emocional

Aunque hay muchas definiciones de bienestar animal, la mayoría de autores están de acuerdo en que el término “bienestar animal” incluye dos elementos: por una parte, la salud física de los animales y, por otra parte, su estado emocional. El primer elemento, la salud física, comprende aspectos tales como la ausencia de enfermedades y lesiones, una alimentación adecuada y el confort físico y térmico.

El segundo elemento del bienestar, el estado emocional, supone tanto la ausencia de emociones negativas como la presencia de emociones positivas. Sin embargo, el estudio de las emociones positivas en los animales está en sus comienzos y por ello se hace a menudo menos hincapié en las emociones positivas que en las negativas. Entre estas últimas resultan especialmente relevantes el dolor, el miedo, el estrés (en aquellos casos en los que la situación estresante sobrepasa la capacidad de adaptación de los animales) y, al menos en algunas especies, el aburrimiento.

La capacidad de experimentar emociones y de sufrir no es exclusiva de los mamíferos y las aves

La preocupación por el bienestar de los animales es consecuencia, en buena medida, de que los animales pueden experimentar emociones y, por lo tanto, sufrir. Dicha capacidad requiere un cierto desarrollo del sistema nervioso, por lo que no está necesariamente presente en todos los animales. Aunque sigue existiendo una cierta controversia sobre este punto, la mayoría de autores consideran que todos los vertebrados tienen un sistema nervioso central lo suficientemente desarrollado como para experimentar dolor y otras formas de sufrimiento. Esto significa que, además de los mamíferos y las aves, también los peces, los reptiles y los anfibios pueden sufrir.

En cuanto a los invertebrados, el único grupo que supuestamente tiene un desarrollo del sistema nervioso central compatible con la capacidad para sufrir es el de los cefalópodos. No obstante, no puede descartarse en absoluto que en un futuro próximo los científicos añadan otros grupos de invertebrados a la lista de animales con dicha capacidad.

Comportamiento y bienestar

Además de los dos elementos discutidos hasta ahora (la salud física y el estado emocional), el comportamiento de los animales está también directamente relacionado con su bienestar. En efecto, existen algunas conductas que parecen ser importantes en sí mismas, al margen de sus consecuencias. Estas conductas se denominan en ocasiones “necesidades de comportamiento”. Las necesidades de comportamiento serían conductas cuya motivación depende sobre todo de factores internos y es independiente de sus consecuencias funcionales, haciendo que el animal tenga la necesidad de realizar dichas conductas en cualquier ambiente. A pesar de que el concepto de necesidades de comportamiento resulta controvertido, es indudable que la imposibilidad de mostrar algunas conductas tiene consecuencias negativas para los animales.

Por otra parte, hay conductas que contribuyen a la salud o a un estado emocional positivo del animal. Finalmente, los cambios en la conducta de los animales aportan información especialmente útil sobre su bienestar.

En resumen, el bienestar animal es un concepto multidimensional

En resumen pues, el concepto de “bienestar animal” incluye aspectos relacionados con la salud física, el estado emocional y el comportamiento de los animales (ver Tabla 1).

La naturaleza “multidimensional” del concepto de bienestar queda reflejada en la definición propuesta por la Organización Mundial de Salud Animal (OIE) según la cual “un animal se encuentra en un estado satisfactorio de bienestar cuando está sano, confortable y bien alimentado, puede expresar su comportamiento innato, y no sufre dolor, miedo o distrés”. Igualmente, el denominado principio de las cinco libertades recoge la naturaleza multidimensional del concepto de bienestar animal.

El concepto de bienestar puede entenderse como medida de la adaptación de los animales a su ambiente

Una de las definiciones de bienestar animal más citadas es la de Broom (1986), según la cual “el bienestar de un individuo es el estado en que se encuentra dicho individuo en relación a sus intentos de afrontar su ambiente”. Un elemento clave de esta definición es que el bienestar está relacionado con la capacidad que tiene el animal de afrontar las posibles dificultades causadas por el ambiente. Teóricamente, un animal podría encontrarse en tres situaciones distintas. Imaginemos, en primer lugar, que el ambiente es particularmente difícil para el animal y que éste no puede afrontar con éxito las dificultades con que se encuentra. Cabría esperar, entonces, que el animal muriera o que sufriera enfermedades multifactoriales que dependen en parte de las condiciones ambientales.

Una segunda posibilidad es que el ambiente no sea tan difícil para el animal, de modo que éste puede finalmente adaptarse a él, aunque la adaptación le resulte difícil y el propio proceso de adaptación tenga un coste para el animal. Este coste es el resultado de las posibles consecuencias negativas de la respuesta de estrés y de los cambios de comportamiento que muestra el animal en sus intentos por adaptarse a un ambiente difícil.

Finalmente, la tercera situación en la que teóricamente puede encontrarse un animal es que el ambiente sea lo suficientemente adecuado como para que la adaptación al mismo no sea difícil y no suponga ningún coste biológico. En este caso, el bienestar del animal será óptimo, incluyendo la presencia de emociones positivas.

Referencias

  • Broom D M (1986) Indicators of poor welfare. British Veterinary Journal 142: 524-526
  • Broom D M (2014) Sentience and animal welfare. CAB International, Wallingford
  • Dawkins M S (2004) Using behaviour to assess animal welfare Animal Welfare 13: S3-S7
  • Farm Animal Welfare Council (1992) FAWC updates the Five Freedoms Veterinary Record 17: 357
  • Fraser D, Weary D M, Pajor E A and Milligan B N (1997) A scientific conception of animal welfare that reflects ethical concerns Animal Welfare 6: 187-205
  • Mendl M (2001) Animal husbandry: Assessing the welfare state Nature 410, 31-32

 

Tabla 1. Elementos que forman el concepto de bienestar animal 

Salud física 
  • Ausencia de enfermedades y lesiones
  • Alimentación adecuada
  • Confort físico
  • Confort térmico 
Emociones 
  • Ausencia de emociones negativas tales como dolor, miedo y estrés (y tal vez, al menos en algunas especies, aburrimiento)
  • Presencia de emociones positivas 
Comportamiento 
  • Posibilidad de expresar conductas importantes en sí mismas
  • Posibilidad de expresar conductas que tienen efectos positivos sobre la salud o sobre el estado emocional del animal 
UAB - Universitat Autònoma de Barcelona Fundació Zoo Barcelona Zoo Aquarium de Madrid Oceanogràfic de Valencia YAQU PACHA   Multimédica Ediciones Veterinarias Servei de Nutrició i Benestar Animal (SNIBA)
Fundación Parques Reunidos Tiergarten Nuremberg ACUARIO DE ZARAGOZA  

 

UAB - Universitat Autònoma de Barcelona Fundació Zoo Barcelona Zoo Aquarium de Madrid Oceanogràfic de Valencia
Fundación Parques Reunidos Tiergarten Nuremberg
YAQU PACHA   Multimédica Ediciones Veterinarias Servei de Nutrició i Benestar Animal (SNIBA)
ACUARIO DE ZARAGOZA  

 

UAB - Universitat Autònoma de Barcelona Fundació Zoo Barcelona
Zoo Aquarium de Madrid Oceanogràfic de Valencia
Fundación Parques Reunidos Tiergarten Nuremberg
YAQU PACHA ACUARIO DE ZARAGOZA
   
Multimédica Ediciones Veterinarias Servei de Nutrició i Benestar Animal (SNIBA)

 

Envíe un mensaje

Si lo desea puede contactar con nosotros al:  +34 935 811 352 por fax: +34 935 811 494 o bien por email a:  info@zawec.org

Noticias y novedades

Login